demo_image
una gran Herramienta!

Tomar consciencia de que la solución a mis problemas está en mí, en mi trabajo personal, y en el orden que quiero poner en mi vida. En el Orden aprendí la importancia de estar presente, a no vivir en modo “automático”, a no posponer y pensar que mañana ya haré aquello, o solucionaré éste o aquel problema. Esto implica planificar, trazar un camino, poner objetivos, planes de mejora en los distintos aspectos de mi vida.

El Orden me ayudó a analizar cómo me desenvolvía en cada uno de estos aspectos: la relación conmigo mismo, con mi pareja, mis hijos, mi profesión, mis relaciones, la familia de origen…. Me ayudó a conocer el porqué de mis actitudes, mi manera de ser y de ver la realidad, y a re-orientarme. Es decir, a hacer (y ser) de una manera nueva, centrada, en lugar de en el egoísmo, en el amor, empezando por el amor por mí mismo.

X – Hombre 43años.