Establece el orden de prioridad para tu vida.

Establece el orden de prioridad  para tu vida. 

Existen siete áreas en la vida de toda persona que debe mirar para decidir cómo quiere vivirlas y establecer un orden de prioridad, sea cual sea su situación. Por ejemplo, puede que no tengas hijos o no tengas pareja, pero eso no quiere decir que estas áreas no existan en tu vida y no debas mirarlas. Estas siete áreas son:

  • La familia de origen: todos tenemos una familia de origen tengamos o no relación con ellos (un padre y una madre biológicos que son la puerta de entrada a los dos sistemas familiares).
  • Lo personal: tus sueños, tu sexualidad, qué comes, qué deporte haces…
  • La pareja: es la oportunidad más grande para conocerte a ti mismo.
  • Los vínculos relacionales: las relaciones no familiares, es decir, amigos, amantes…
  • La profesión: aquello con lo que trabajas y te da dinero.
  • La vocación: aquello que te gusta hacer.
  • La maternidad/paternidad: no incumbe solamente a los que tienen hijos. Tiene que ver con el motor del universo, el movimiento entre creación y recepción.

Cada persona vive su vida desde un orden concreto de estas siete áreas y prioriza su vida desde ese orden de importancia.

Por ejemplo, no es lo mismo que tu pareja sea lo primero en tu vida o sea lo último. Hay muchas combinaciones posibles a la hora de establecer un orden y este puede cambiar según el momento de tu vida ya que tus prioridades pueden ser distintas a los 25 años que a los 65 años. Aun así, existe un orden concreto que llamamos el “orden que da felicidad” que ayuda a que la vida de cualquier persona fluya.

Es un orden basado en el EQUILIBRIO.

Las personas que son más felices mantienen un equilibrio entre los distintos aspectos de su vida.

No están polarizados en uno (por ejemplo, el trabajo) sino que más bien tienen un poquito de casa cosa, como si de una receta de paella se tratara, el arroz es muy importante, pero sin la sal, en su justa medida, no sería lo mismo. Esa justa medida, ese ni mucho ni poco, tiene que ver con el equilibrio que debemos encontrar para nuestra vida.

En algunas ocasiones, las personas intentamos llenar alguna de esas área de nuestra vida que están más “vacía” con otras, por ejemplo, quizás se nos da muy bien ser grandes profesionales, pero tenemos conflictos para desarrollar una buena relación de pareja, ante eso, lo que solemos hacer es llenar ese espacio de pareja con “más trabajo” o con “más vocación”. Pero la realidad es que, pasado un tiempo, es posible que nos demos cuenta de algo importante, ese “más trabajo” nunca se va a convertir en una pareja. Los espacios vacíos se pueden llenar por un tiempo, pero la realidad al final cae por su propio peso.

Eso no quiere decir que no podamos ser grandes profesionales o que no decidamos no tener pareja, para nada. No hay respuestas correctas ni verdades permanentes que nos sirvan a todos por igual. Lo único importante es que elijas realmente lo que de verdad deseas par tu vida. Porqué el tiempo pasa, y elijas lo que elijas para tu vida, vas a pagar un precio por ello.

No puedes evitar pagar un precio por vivir. Vivir es priorizar y priorizar es decidir qué quieres para tu vida. … Lo importante es siempre ser conscientes de nuestra elección, que sea un ORDEN de vida CONSCIENTE.

Artículo sugerido: Test del orden ¿Qué orden de prioridades tienes en tu vida? hacer el test

Vídeo sugerido: el orden que da felicidad

¿Quieres venir a nuestra próxima práctica abierta?  práctica abierta

Sé el primero en recibir nuestras invitaciones y novedades

Déjanos tu email y sé el primero en recibir nuestras invitaciones, artículos, agenda,  novedades y próximos eventos. Todo el contenido exclusivo. Recibe información directamente en tu email sobre temas que pueden ser de tu interés.

* indicates required



Me interesa


vídeos sugeridosmás artículos

Me muevo entre la empresa y la terapia, entre las organizaciones y las personas. Formado en Terapia Gestalt, Constelaciones Familiares, Constelaciones Organizacionales y Coaching sistémico, PNL, Eneagrama, Mindfulness y Meditación.