¿Cómo afecta el Permiso Familiar a mi vida?

¿Cómo afecta el Permiso Familiar a mi vida?

El sistema familiar, es el primer sistema al cual pertenecemos al nacer. Forma parte de lo grande de la vida: no decidimos los padres, abuelos, familia…, la vida lo define para nosotros. Nosotros somos el resultado de lo que fueron ellos, no solo física o genéticamente hablando, sino también en lo emocional. Las respuestas emocionales de nuestra familia, los hechos graves, alegres o tristes, tiene también importancia en nuestra existencia. Nuestra MADRE y nuestro PADRE son una puerta inmensa que se abre a nuestros vínculos de sangre, a los miles y miles de familiares que están detrás de nosotros. Tomamos de ellos lo que nos ayuda y también lo que nos dificulta en la vida, los tesoros y las piedras negras.

Hemos aprendido a sobrevivir como lo han hecho los nuestros.

Y somos, en muchas ocasiones, leales a ello, por exceso o por carencia. Buscamos de manera inconsciente vivir las circuntancias de nuestra vida cómo la han vivido los nuestros, o nos vamos al lugar opuesto, qué decir sobre el tema “los opuestos se tocan”. Así que formamos parte del “clan”, aún cuando queremos exclurinos, con las creencias y normas internas que lo definen, de una manera inconsciente. Ordenar los aspectos importantes de la vida obliga a ver cómo es tu vida y a romper con la fidelidad familiar a esos patrones que te impide avanzar y escoger libremente.

Por ejemplo: trabajar ante todo y por encima de todo porque los nuestros lo han hecho así sin permiso para disfrutar, aunque tengamos una muy buena economía. Otros ejemplos claros: no hay permiso para la vocación o para el dinero o para una buena relación de pareja. Cuántas veces hemos escuchado la frase “todos los hombres son iguales”, algunas de estas u otras ideas están latentes en nuestra vida y definen muchas nuestras elecciones de manera inconscientes.

Somos leales, sin darnos cuenta de ello, a las creencias y dificultades de los nuestros, por amor ciego a nuestro sistema familiar.

Cuando rompemos esas normas, puede que nos sentimos mal: juzgados o culpables. La verdad es que cumpliendo con esas normas nos sentimos más inocentes, pero lo cierto es que, no siempre nos sentimos felices.

Hay dos maneras de ordenar/elegir en nuestra vida

  • Desde un orden INCONSCIENTE DE DEDICACIÓN

    Es un orden inconsciente cuando la persona hace algo en su vida de manera programada, sin plantearse realmente si es así cómo quiere vivir su vida. Es lo que hay, lo que toca. Tiene que ver con los permisos familiares y el amor ciego a los nuestros y sus dificultades.

  • Desde un orden CONSCIENTE DE IMPORTANCIA

    Prioridad que damos a los siete aspectos importantes de la vida cuando ponemos consciencia en ello y elegimos pagar un precio por nuestra felicidad y elección de vida.

En ocasiones, basámos nuestras elecciónes de vida en  permisos y creencias familiares que hemos adoptado como reales para nuestra vida, pero que no siempre tienen que ser lo que realmente nos gustaría para nosotros.

No estamos hablando, ni juzgando en ningún caso las circunstancias personales de cada uno, nadie mejor que tú conoce tu vida.

Pero si cabe la posibilidad de iniciar un camino de transformación vital que nos lleve hacía un buen lugar para nuestra vida, que tenga que ver con una elección consciente y equilibrada. Eso, sin duda, suele ser de gran ayudar para poder sentirse más feliz. Quizás no cambien las circunstancias externas, pero sí la manera de vivirlas.

Artículo sugerido: ¿Cuál es el orden que eligo para mi vida?  – Las siete áreas de la vida leer el artículo

Vídeo sugerido: el orden que da felicidad

¿Quieres venir a nuestra próxima práctica abierta?  práctica abierta

Sé el primero en recibir nuestras invitaciones y novedades

Déjanos tu email y sé el primero en recibir nuestras invitaciones, artículos, agenda,  novedades y próximos eventos. Todo el contenido exclusivo. Recibe información directamente en tu email sobre temas que pueden ser de tu interés.

* indicates required



Me interesa


vídeos sugeridosmás artículos

Me muevo entre la empresa y la terapia, entre las organizaciones y las personas. Formado en Terapia Gestalt, Constelaciones Familiares, Constelaciones Organizacionales y Coaching sistémico, PNL, Eneagrama, Mindfulness y Meditación.